Caso Imagenológico

Doctora Macarena Henning

Paciente género masculino, de 25 años de edad, sin enfermedades crónicas asociadas, es derivado a nuestro centro radiológico para estudio con Tomografía Computada Cone Beam de lesión intraósea en zona mandibular izquierda detectada 4 – 5 años antes. Al examen clínico se observa aumento de volumen en zona de cuerpo y rama mandibular izquierda, de consistencia firme, lo que produce asimetría facial. No presenta dolor. El paciente acude con Ortopantomografía previa, donde se observa área radiolúcida multilocular extensa que abarca gran parte de cuerpo, ángulo y rama mandibular izquierda, generando rizálisis en dientes vecinos.

Se realizo Tomografía Computada de alta resolución Cone Beam y se obtuvieron cortes axiales, coronales y transversales de la lesión, junto con una reconstrucción 3D.

Al estudio imagenológico se observa extensa lesión isodensa, de límites netos, corticalizados, unilocular, de forma ovalada, con contornos parcialmente lobulados, en zona de cuerpo, ángulo y parte de la rama mandibular izquierda. La lesión es expansiva, perfora corticales óseas y genera rizálisis en dientes 3.5 – 3.6 y aparente desplazamiento de los dientes 3.7 – 3.8. Se observa en estrecha relación con canal mandibular, el cual se observa desplazado a caudal y con pérdida parcial de la continuidad de su cortical superior.

Su extensión abarca en sentido mesio-distal desde zona de diente 3.4 hasta tercio medio de rama mandibular izquierda, en sentido cráneo-caudal desde tercio medio-apical de raíces dentarias hasta la cortical del borde basilar, y en sentido vestíbulo-lingual desde la cortical ósea lingual hasta la cortical ósea vestibular. En tabla ósea lingual de la zona se observa adelgazamiento generalizado, y expansión localizada a la altura de la zona retromolar próxima al ángulo mandibular donde se observa perforación de la cortical. La tabla ósea vestibular de la zona se encuentra adelgazada de forma generalizada, y expansión localizada a la altura de los dientes 3.5 – 3.6 y raíz mesial de diente 3.7, con franco adelgazamiento y aparente erosión de la cortical. Su tamaño es de 70mm M-D x 25mm C-C x 25mm (zona con expansión) o 15 mm (zona sin expansión) V-L.

DIAGNÓSTICO

Signos imagenológicos sugerentes de Queratoquiste Odontogénico, lo que fue confirmado posteriormente con estudio histopatológico.

 COMENTARIO

El Queratoquiste Odontogénico ha sufrido modificaciones en su nombre a lo largo de los años, sin embargo fue nombrado como tal en la Clasificación de Tumores de Cabeza y Cuello de la OMS de 2017. Pertenece al grupo de Quistes de los Maxilares, subgrupo Quistes del desarrollo odontogénicos, los cuales se originan en el epitelio.

Clínicamente se observa con mayor frecuencia en pacientes entre los 20 y 40 años, pero puede observarse a cualquier edad.

Se localiza más frecuentemente en la mandíbula, en su zona posterior, ángulo, y rama mandibular.

Se caracteriza por alcanzar gran tamaño, ser agresivo e infiltrar hueso esponjoso. Generalmente no produce gran expansión de tablas óseas. Tiene tendencia a la recidiva.

Generalmente son asintomáticos, aunque eventualmente pueden infectarse provocando aumento de volumen y dolor, o provocar una fractura patológica.

En caso de presentarse de forma múltiple, se asocia al síndrome de Gorlin-Goltz.

Radiográficamente se presenta como una imagen radiolúcida, uni o multilocular, bien delimitada, frecuentemente corticalizada, con borde festoneado. Si es de gran tamaño generalmente presenta aspecto multiloculado.

Puede adelgazar corticales, rara vez las expande. Puede o no estar en relación a diente incluido. Es poco frecuente que presente rizálisis de dientes vecinos.

Muchas veces lo observamos como hallazgo radiográfico.

La histopatología es patognomónica, se observa epitelio con capa basal de células cilíndricas o cúbicas, en empalizada, cubierta por capas de células paraqueratinizadas. Aún así existe una variante, el Quiste Odontogénico Ortoqueratinizado que presenta un comportamiento menos agresivo, con menor grado de recurrencia, es asociado frecuentemente a dientes incluidos, y escasamente asociado al síndrome de Gorlin-Goltz.

Se debe realizar diagnóstico diferencial con lesiones como el Ameloblastoma, Granuloma central de células gigantes, Quiste dentígero, por lo que su diagnóstico debe realizarse con evaluación clínica, radiográfica e histológica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todas las imágenes tienen una historia, la diferencia está en como la contamos.

© 2021 Todos los derechos reservados.